HALLOBLOGWEEN...

Cuando ella abrió los ojos, no lo hizo en su cama. Sofía amaneció dentro de una tétrica oscuridad que la engullía, y el silencio era tan ensordecedor que sus tímpanos tan solo apreciaban un silbido punzante, como si un detonante fuera a explotar de un momento a otro. Horrorizada comprobó como no era capaz de mover un solo músculo del cuerpo, tan solo sus ojos se movían inquietos alrededor de sus órbitas. De repente algo centelleó en la tenebrosidad de esa negrura, y unos ojos maliciosos le devolvieron la mirada con un brillo espeluznante. Luego una ola de aire gélido recorrió sus extremidades, y una voz le susurró al oído desde una perspectiva que ella no esperaba. “No saldrás de esta, no despiertes nunca”. Como si la hubieran lanzado desde un precipicio Sofía despertó empapada en un sudor más frío que el hielo, y alentada comprobó como podía mover los dedos, las manos, los pies.. Corriendo se dirigió al lavabo para hundir su rostro en agua fría y deshacer el mal sabor de boca que le hubo dejado esa pesadilla, pero cuando levantó la cabeza para mirarse en el espejo, no vio más que la pared a sus espaldas con un garabato rojo carmesí que decía. “Te dije que no saldrías de esta”

22 comentarios:

  1. Ja!Ja! Muy buena! Me asusto ese final . Vaya pesadilla! Te sigo.
    Hasta muy pronto!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marilyn, cuidado los espejos...Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Un final espeluznante. La pesadilla se convirtió en realidad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Uf, yo creía que era una pesadilla sin más, pero ha resultado ser pesadilla con sorpresa. Qué horror.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Maribel, tu si que me has impresionado con este cuento breve. Vaya, si hasta miro por encima de mi hombro y todo. Desde ahora cuenta con una seguidora más. Cuidate. Nos hablamos.

    ResponderEliminar
  6. uffffffffff...como en las más sangrientas películas de terror!jejjejeje...se ve que nos ha influido a todos el género cinematográfico!
    Saludos de halloblogween!

    ResponderEliminar
  7. Dicen que los sueños son necesarios para reorganizar los conocimientos almacenados en nuestra mente, pero... ¿Quien coloca en nuestra cabeza pensamientos tan espeluznantes como estos que narras y que nunca hemos vivido? ¿Cual es su necesidad? porque son muchas las ocasiones en que soñamos sucesos que nos hacen despertar aterrorizados y empapados en sudor. Si además pasamos de la ficción a la realidad de una pared con mensaje de punto y final entonces.... Brrrr, podemos morir de un infarto.
    Me ha encantado leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Uff! basta de amenazas!! ¿porqué no se estarán quietos estos espiritus espeluznantes?, ni en sueños descansan. ja! Buen suspenso Maribel
    Te dejo un beso

    ResponderEliminar
  9. Gracias por los comentarios, me alegro os haya gustado mi halloblogween! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Guaaaauuu !!!
    al parecer no era tan solo un sueño, aveces los sueños pueden hacerse realidad y una gran pesadilla más aún al despertar

    ResponderEliminar
  11. Maribel, dicen que los espejos reflejan el alma de la persona que se mira en ellos así que puede que la protagonista de tu relato ya anduviese sumergida en el más allá. Eso me tranquiliza porque querrá decir que esta noche llevaré un muerto menos a las espaldas ja,ja,ja,

    Enímatico relato. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Siempre guardamos algo siniestro en nuestras mentes, para que en algún momento nos persiga. Excelente sigo el tour del terror, gracias por tu creación. Saludos desde Uruguay

    ResponderEliminar
  13. Una pesadilla que era una realidad, muy buen final, me gustó mucho!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. qué empeño tiene el terror que nos persigue fuera de las pesadillas-sueños?
    y, hablando de peadillas, acaso no has sufido una de esas pesadillas que cuando te levantas no recuerdas nada pero que persisten en el estado de despierto en forma de desazón, en forma d emiedo contenido, como si fuera el poso de un trago amargo de miedo?..
    medio beso...
    gustavo.

    ResponderEliminar
  15. Suspense con final cinematográfico.
    El espejo también pertenecía al sueño... (más bien, a la pesadilla)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. disculpa ese mamam...creí que lo podría borrar luego...es que me han pedido que informe, una amistad, a cerca de cómo dejar un comentario cuando en el blog se da la opción de poner la url o esa opción que yo dejé arriba, la de anónimo...y como me acordé ahora, estaba experimentando...besos..

    ResponderEliminar
  17. Bien, la primera parte la he vivido, hasta que aparecen los ojos maliciosos. A partir de ahí no y espero no vivirlo nunca.
    Muy buen relato. Encantado de conocer a la autora de Africa Watson, la voy leyendo.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. aggggg! que horror, ni el reflejo le dejó tener. Terrible sueño.
    -Buen relato.
    Un placer. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Pesadillas en bucle, creo que alguna vez he tenido una, pero no tan terrorífica. Espero que al final pueda despertar. Me ha gustado.
    Gracias por participar ¡

    ResponderEliminar
  20. Qué pesadilla tan vivida y, luego, qué terrorífico despertar. Me encanta cómo dejas el final abierto, pero al mismo tiempo muy definitivo.

    ResponderEliminar
  21. Hola,preciosas letras van desnudando lentamente la pura e integral belleza de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos nómadas...

    ResponderEliminar